Medidas de collares y gargantillas

La talla básica de gargantilla es de 40 cm, que suele quedar pegadita al cuello pero holgada, sin apretar.

Para medir tu talla, sigue los consejos para medir las pulseras, pero en tu cuello.

Gargantilla “al cuello”: normalmente menos de 35 centímetros, puedes llevar una o varias y realzan tus hombros en escotes en pico o tipo barco.

Gargantilla al cuello

Gargantilla normal: Las tallas habituales son de 38 a 42 centímetros, dependiendo del diámetro de tu cuello, quedan en la base de tu cuello con poco holgura. Versátil, tanto en vestidos como con camisa. La mayoría de las gargantilla son de esta medida, nos encantan que sean piezas para tu día a día.

Gargantilla normal

Largo “Princesa”: un poco más larga que la anterior, con un estándar de 45 centímetros, perfecta para cuellos redondos, es una de las medidas clásicas.

Largo princesa


Gargantilla larga: entre 50 y 65 centímetros, para escotes altos, redondos o cuadrados que realzan la forma del vestido.

Gargantilla larga

Collar corto: entre 65 y 85 centímetros: es muy versátil, puedes darle 2 vueltas haciendo una gargantilla estándar, o usarlo en todo su largo. A partir de éstas medida te los puedes poner sin abrir cierres, por lo que son muy cómodos, así tienes dos collares en la no, explota sus posibilidades.

Collar corto

Collar largo: de unos 90 a 100 centímetros, pueden ir con cierre para darle un toque especial, un nudo, o cualquier terminación. Este tipo de collar es también muy versátil. Prueba a jugar con la caída del collar, las combinaciones de materiales para el cuerpo del mismo y colgantes y, por ejemplo, los cordones de cuero, bolas, perlas, cordón de seda, etc.

Collar largo